viernes, 4 de mayo de 2012

DEPORTES Salud y muerte súbita

Con frecuencia escuchamos a un amigo, un familiar o un compañero de trabajo diciéndonos,que alguien falleció de “repente”. En el colegio “siendo tan solo un muchacho”, en la Universidad, en un Club Social, en el gimnasio, en la calle o simplemente “amaneció muerto”. 
Estos sucesos de conocidos, se acompañan de comentarios como: “Que raro, si ya estaba bien”, “Era un deportista”, ”Solo había tenido un infarto hace años”, ”Se veía tan sano”. 
Bien aclaremos primeramente que es la muerte súbita. Se denomina muerte súbita a un episodio en el cual la persona afectada pierde el pulso, la respiración, la conciencia de una forma: Repentina, Inesperada, originado por causa natural, es decir, sin que participen mecanismos violentos (Homicidio, suicidio, intoxicación, trauma), y del cual solo podría recuperarse si se efectúan maniobras médicas adecuadas y rápidas.
Son muchos los casos de muerte súbita en el terreno de juego. El fútbol en concreto está presente en la mayoría de estadísticas como uno de los deportes en los que ocurren más muertes de este tipo.
Antonio Puerta
La muerte de Antonio Puerta, futbolista del Sevilla de 22 años, tras múltiples paradas cardiorrespiratorias, vuelve a reformular preguntas aún sin respuesta. Un 90% de las causas son hasta ahora diagnosticables a través de pruebas o de los historiales clínicos. Pero aún hay muchos casos que, a pesar de revisiones completas, se escapan de lo previsto. Queda aún mucho camino por recorrer.
Leon Walker
Cuando un paciente sufre un infarto, la probabilidad de supervivencia se reduce entre un 7 y un 10% cada minuto que pasa sin que el paciente reciba una desfibrilación.
 Las máximas posibilidades de superarlo se sitúan dentro de los 4 minutos inmediatamente posteriores al ataque. Se calcula que podrían salvarse hasta 100.000 vidas anuales si se expandiese el uso de desfibriladores.
Muerte subita Pierino Morosini
Un desfibrilador es un dispositivo que administra una descarga eléctrica al corazón a través de la pared torácica. Sus sensores integrados analizan el ritmo cardiaco del paciente, determinan cuándo es necesaria la desfibrilación y administran la descarga al nivel de intensidad apropiado.
¿Por qué son tan importantes?
Un desfibrilador puede restaurar el ritmo cardiaco normal a un paciente de ataque cardiaco o de muerte súbita. Los modelos portátiles más actuales permiten a más personas responder adecuadamente ante una emergencia que requiera desfibrilación.
El primer estudio genético sobre muerte súbita en futbolistas realizado en España ha descubierto que quienes practican este deporte experimentan cambios en el grosor de la masa muscular del corazón que pueden confundirse con los observados en las miocardiopatías, por lo que los actuales reconocimientos detallados que se practican a los atletas podrían no ser suficientes para este tipo de deportistas.
www.jordiweb.com.ar y la Escuela de Fútbol y sus asesores recomiendan que se prohiba la práctica de fútbol, Rugby o cualesquier otro deporte en estadios que no cuenten con una ambulancia con equipo cardíaco y por lo menos uno o dos  desfibriladores.
Artículos para recordar


No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto

Me pueden escribir a Jordi1rey@gmail.com. En una pequeña charla o intercambio de emails es suficiente para que nos conozcamos mejor.